TODO LO QUE NECESITAS SABER


CÓMO TRABAJO

CONOCE LA OFERTA DE SERVICIOS

branding
web
editorial
motion-graphics
diseno-grafico
infografia

¡Quiero ver qué sabes hacer!

portfolio

PREGUNTAS FRECUENTES


1¿Cómo puedo saber la tarifa del servicio que solicito?
A través de un presupuesto, ya que no existen tarifas universales. El precio de tu servicio dependerá de condiciones tales como envergadura, cantidad, plazo de entrega (o nivel de urgencia), etc. Ningún proyecto es igual que el anterior o el que está por venir, por ello las soluciones deben ser ajustadas a cada cliente.
2¿Puedo solicitar la imitación o copia de un diseño ya existente?
No. Además de porque no es ético, existe una ley que regula las patentes la cual no permite el uso de un diseño (por ejemplo, logo) ya registrado, mejor conocido como Derechos de Autor. Esto se aplica también al uso de tipografías.
3¿Por qué confiar mi logotipo a un diseñador y no a una plataforma de crowdsourcing?
Es un sistema especulativo donde un cierto número de personas (que en ningún momento acreditan su formación o competencias para realizar dicha tarea) "concursan" por un "premio", por un tiempo limitado, donde únicamente se beneficia la plataforma de crowdsourcing. El resultado es un cliente con un resultado pobre, poco profesional y no una identidad corporativa real con la que gestionar su empresa y un "diseñador" que ha recibido unos míseros euros por un diseño sin calidad.
4¿Te encargas tu de la producción de diseños?
No. Personalmente creo que el proceso de producción es más efectivo entre imprenta-cliente final, ya que entre esos dos elementos se controlan todos los aspectos en cuanto a sistema de impresión, soportes, cantidades, precios, envíos, etc... La labor del diseñador en este aspecto se limita únicamente a enviar el archivo a imprenta en las condiciones en las que la imprenta lo solicite, después de acordar todos esos aspectos anteriores con el cliente final o bien que sea el propio cliente con el archivo arte final el que se lo ceda a la impreta. La labor del diseñador en esa relación seria de mero intermediario entre imprenta y cliente, lo cual retrasa las comunicaciones y la última palabra siempre la va a tener el cliente, por lo que su relación directa con la imprenta siempre será más efectiva. Si bien es cierto que el diseñador debe controlar que el producto salga al 100% fiel al diseño, pero para ello ya se usan nociones de preimpresión para que las tipografías no se alteren, los colores sean lo más fieles posibles y que las marcas y márgenes sean los necesarios, pero es algo que va intrínseco al arte final de cualquier diseño.
5¿Las tipografías se compran?
Por supuesto. Cualquier recurso de terceros (al igual que las fotografías de archivo) tiene unos tipos de licencia y un coste, a no ser que sean tipografías expresamente diseñadas para un uso libre con fines comerciales.
6¿Por qué el sistema de pagos es 50-50%?
Porque así ambas partes (diseñadora y cliente) tiene una garantía. El cliente ya tiene una muestra de mi trabajo para comprobar un nivel de calidad y para la diseñadora hay diseños que ya tienen unos costes a la hora de comenzar (por ejemplo, el theme premium para una web en WordPress). De esta manera, el nivel te trabajo realizado y el trabajo remunerado es más equilibrado: el cliente posee avances de su diseño antes de pagar el 100% mientras que la diseñadora no está el tiempo total del desarrollo del diseño al 0% remunerado.
7¿Por qué no dispones de un teléfono de contacto?
Porque no lo considero un medio productivo. Decidí eliminar mi teléfono, porque no tenía uno para trabajo, sino que era el mío personal (craso error) y nunca sabías cuando era un familiar o amigo, cuando era trabajo, cuando te llamaban para vender algo... Cuando llamaban, dejabas lo que estabas haciendo y nunca sabías si la llamada iba a ser de 10 minutos o de 1,5h, por lo cual, ese tiempo se lo acaba quitando a mi programación diaria de tareas, entorpeciendo mis proyectos. Además, las personas que llamaban, solicitaban presupuestos, cosa que no se da a la ligera, por lo que hay que conocer muchos detalles y concretar tiempo, nivel de urgencia, cantidades, etc. Por lo tanto, la llamada siempre derivaba en un email adjuntando información y la llamada en sí no servía de nada. Por lo cual, decidí quedarme con el email como canal principal, para así tener también todo por escrito y organizado, de manera que si alguien solicita información, puedo programarme una respuesta concreta, con información necesaria y responder cuando no entorpezca el tiempo de otro proyecto o alguna videollamada con algún cliente. Todos mis clientes pueden hablar conmigo mediante Skype y tener videollamada para consultas, sin problema, programando una hora que convenga a ambos y ganar así en productividad y eficiencia.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de privacidad, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies